Páginas vistas en total

jueves, 25 de febrero de 2010

Simon Baker: Roma

Simon Baker ha sido profesor de Estudios Clásicos de la Universidad de Oxford, En 1999 se integró en la prestigiosa unidad de Historia de la BBC, donde ha trabajado enTimewatch y en un amplio número de programas sobre el mundo clásico. Este libro es el punto partida de elogiadísimase series de la BBC. Un ejemplo notable lo constituye la serie Rome, fruto de una colaboración de la HBO, la BBC y la RAI, rodada en los emblemáticos estudios de Cinecittá.

Los hechos épicos, realizados por las más grandes figuras de la historia de la Humanidad (César, Bruto, Pompeyo...) se inscriben en el marco de vida cotidiana del imperio, a través de unos personajes ( centuriones según César) que cita el autor de la Guerra de las Galias (Libro V.44). César habló muy poco de los militares de las legiones, en un relato en que el narrador ( el propio César) se esconde tras la tercera persona, cuando relata sus propias hazañas. Adrian Goldswortthy cita algunos fragmentos en lo que se refiere a algún acto heróico del soldado desconocido
Del mismo modo que desarrolla el perfil de estos dos personajes, narra con gran maestría y fidelidad, tanto el equipo del miles, como su ropa y armadura; la forma de luchar (confertim), la estructura de los campamentos, la vida cotidiana de la plebs romana, el triunfo de los generales, los contubernios de los políticos...
Todo ello hace esta serie muy recomendable para introducir a los alumnos en una de las civilizaciones más grandes que la sociedad occidental ha conocido. Hay que decir también que realiza guiños a las masas de televidentes ( reconocidos por uno de los guionistas, Bruno Heller) y especialmente al presentar algunas mujeres, cuyos usos y costumbres no están tan documentados como para perfilarlas tan minuciosamente.Es el caso, por ejemplo, de Atia. Pero el profesor está para ir matizando y rectificando todo aquello que cree que puede distorsionar una visión correcta del mundo antigüo.

Esta serie es un buen ejemplo de cómo los eruditos se pueden poner al servicio de una auténtica divulgación ( mejor incluso que algunos documentales) de la cultura entre las masas, a pesar de notorias concesiones.






No hay comentarios: