Páginas vistas en total

martes, 8 de febrero de 2011

Castra romanorum.



Todos sabéis, porque os he dado con pesadez la 'barrila', que las legiones de César, gran estratega militar, no descansaban, alcanzada una posición hasta que fortificaban, aunque fuera provisionalmente, el lugar, y si alguna vez no lo hicieron lo pagaron caro. Hay quien dice que el procónsul no ganó sus guerras con la espada, sino con la azada.

John Wayne realizó un film de carácter épico, El Álamo, en el que un pequeño grupo de independentistas tejanos hizo frente al gran ejército mejicano, al frente del cual se hallaba su propio Presidente Santa Anna. Mientras el Coronel Travis, militar de profesión, se prepara para el asedio uno de sus hombres se queja de que él no había acudido al lugar para levantar muros ni hacer fortificaciones, sino para luchar. Interesante comparación, dos mil años después.





No hay comentarios: