Páginas vistas en total

sábado, 28 de agosto de 2010

Domicio Ahenobarbo versus César


Lucio Domicio Ahenobarbo, perteneció a la gens Domicia ( sabeis perfectamente qué significa ésto), que dio muchos senadores a la República y un César en la época del Imperio, Nerón, también llamado Lucio Domicio Ahenobarbo; este emperador fue hijo de una de las mayores estadistas e instigadoras de la Historia de Roma, Agripina (de la familia de Agripa) que ha hecho correr ríos de tinta entre los literatos (entre ellos Pierre Grimal), ya que fue la primera mujer que se atrevió a interrumpir una deliberación del Senado. Murió a manos de su hijo, por el que luchó para llevarlo al poder , en contra de su voluntad más inclinada al arte; su esquizofrenia le empujó al suicidio.

Pero volvamos a nuestro Ahenobarbo (tatarabuelo de Nerón). Según Adrián Goldsworthy llevaba mucho tiempo deseando ocupar el proconsulado de la Galia; coaligado con Catón, atacaba constantemente la actuación de César durante su consulado en el año 59, y proclamaba a los cuatro vientos su intención de llevarlo a juicio, como se hiciera con Milón (asesino de Clodio y perteneciente a su facción), con soldados armados rodeando el tribunal. Este hecho da cuenta exacta de los enemigos furibundos de César en la urbs, que defendían los intereses de las oligarquías patricias que se veían amenazadas, como muy bien cuenta Mommsen. Tenemos un poco el vicio de considerar estas batallas como luchas personales entre hombres, como si de dioses del Olimpo se tratara, pero la realidad no es tan simple. Muchos argumentarán que César era un representante de su clase y se movía también por intereses propios, usando la demagogia para atraerse el favor del pueblo romano, constituido en asambleas, como muy bien reza el lema de Roma, SPQR; es decir, el poder descansaba en el Senado, no elegible como en las actuales democracias (no era representativo de todos, sino sólo de los patricios, aunque también había algunos senadores plebeyos), y en las asambleas del pueblo. Pero si reflexionamos un poco, para que esto fuera así, es necesario que hubiera un fermento, un descontento popular, y César siempre se movió en el territorio de hombres que fueron sensibles a estos llamamientos (los Graco, Mario, Clodio...). Era una tradición de una familia noble, pero de escasos recursos.

Otros enemigos poderosos de César eran Bíbulo, que había sido retirado de Roma y enviado a Siria, M.Marcelo, su hermano y su primo, y Metelo Escipión, con cuya hija, Cornelia, se había casado Pompeyo tras la muerte de Julia, lo que suponía un cambio de alianzas. Quinto Cecilio Metello Escipión, era un Escipión por nacimiento, pero adoptado por Metello Pío adoptó su nombre, conservando el de su familia originaria en cuatro lugar, como era común en esta época, en la que nobles romanos sin descendencia masculina adoptaban a jóvenes de gens destacadas, para que ocuparan el lugar del pater familias, que estaba vedado a las mujeres.

Marcus Annaeus Lucanus (Lucano para abreviar), fallecido a los veintiseís años, suicidándose por orden de Nerón, en su obra Farsalia, que narra la guerra entre César y Pompeyo, considera A Domicio Ahenobarbo el último republicano, que murió defendiendo a Pompeyo, derrotado en la Batalla de Farsalia. Lucano fue nieto de Séneca el Viejo y sobrino de Séneca el Joven, preceptor de Nerón, que murió igual que él, cortándose las venas y cumpliendo de este modo el veredicto del emperador, casualmente un Ahenobarbo. Paradojas de la vida; la adulación del poderosos tiene estos efectosd secundarios: que no son agradecidos. ¿Que objetividad pueden proporcionar etas obras?

Pero los oponentes de César necesitaban el apoyo de Pompeyo, que poseía imperium proconsular y un ejército en Hispania, sin el cual fracasarían todas las tentativas, como naufragó la de Marcelo de hacer regresar a César inmediatamente de la Galia. Por su parte César no estaba dispuesto a ceder su imperium y estaba firmemente decidido a regresar a Roma, con el apoyo de Pompeyo o sin él. Pompeyo sabía que si César volvía con toda la riqueza y la gloria de las victorias galas, se convertiría en su igual, y gracias a su mayor habilidad política, incluso podría superarle; si prescindía del enemigo en el que los poderosos optimates, representados por Catón, Domicio o los Marcelos, focalizaban sus odios , dirigirían sus dardos hacia él. De momento se hacía el imprescindible para ambos bandos.

Como señala Goldsworthy el nuevo año parecía traer buenos presagios, pues habían conseguido el consulado otro Marcelo y Lucio Emilio Paulos, más preocupado por reconstruir la Basílica Aemilia, magnífico monumento a una antepasado de su familia. (muchos de vosotros tendréis fotografías de esta basílica. Revisadlas)

Uno de los nuevos tribunos era Curión el Joven, que en el 59 fue uno de los pocos que criticó el triumvirato; junto a Marco Antonio formaba parte de un grupo de jóvenes, que la historia, escrita frecuentemente por sus enemigos, ha representado como una generación famosa por el desenfreno (mujeres, alcohol , lujo desorbitado...) y la ambición; a César siempre se le acusó de estar cercano a este grupo y de vestir desaliñadamente, con cinturos sueltos y descolgados, junto con Fulvia (esposa de Curión) , Clodio y otros del orden. Si nos paramos a pensar, podríamos extraer interesantes conclusiones.

Estos jóvenes tenían talento, pero eran rechazados por los representantes del antiguo orden. Una de las primeras acciones de Curión fue proponer un programa de distribución de tierras entre los pobres (reparto del ager publicus, reivindicado por los Hermanos Graco), reparto gratuito de grano y proyecto de construcción de caminos en Italia. Los optimates comenzaron su contraataque, que consistía, como siempre, en la destrucción de la honorabilidad del contrincante, difundiendo el rumor de que César había comprado su voluntad, pagando sus deudas. Pero, ¡es que Roma era venal!

Cuando Marcelo planteó la cuestión del mando de César, el 1 de marzode 50 a.C., la mayor oposición vino de parte de Curión: si César era sustituido en su mando galo, era justo , además de seguro para la República, que Pompeyo renunciara al mismo tiempo su mando extraordinario de las provincias hispanas. Curión gozaba del apoyo de la multitud, pero este argumento , si bien frenó la iniciativa de los oponentes de César, redobló los riesgos.

Tras este largo preámbulo podreis entender bien el texto que vais a traducir. Escipión amenaza a los cóncules para que obliguen a César a disolver sus ejércitos antes de un día determinado:

Intercedit (fijémonos bien en el significado de este verbo) M.Antonius, Q. Cassius, tribuni plebis. Refertur confestim de intercessione tribunorum. Dicuntur sententiae graves; ut quisque acerbissime crudelissimeque dixit, ita queam maxime ab inimiquis Caesaris collaudatur.
De bello vivili. Liber I, II (7-8)

Misso ad vesperum senatu, omnes qui sunt eius ordinis a Pompeio evocantur. Laudat Pompeius promptos atque in posterum confirmat, segniores castigat atque incitat.
De bello civili. Liber I, III(1)

Propuestas didácticas:

Se atribue a Aristóteles el axioma de que la Historia es la maestra de la Vida; para que esto sea asi debes fijarte y aprehender cosas del pasado para inegrarlas en tu bagaje cultural.

















































Se dice que Clio era la Musa o Diosa protectora de la Historia y la Poesía Épica. Busca información sobre las Musas y especialmente sobre ésta.

Fíjate bien en el significado del verbo intercedo y el sustantivo Intercessió. ¿Existe hoy en alguna parte del mundo ese derecho? ¿Por qué crees que se concedió a los tribunos de la plebe en Roma? ¿Debe mantenerse la inmunitas parlamentaria de que gozan los actuales políticos?. Después estableceremos un debate en clase.

La Historia nos enseña que existe siempre un choque generacional, que, por lo menos hasta ahora, los jóvenes siempre han sido más radicales que los hombres de edad. Pero también que los opositores a los optimates eran jóvenes de las familias patricias, que se plebeyizaban, lo cual no debe hacernos dudar de su sinceridad por principio. Esto siempre ha sido así y siempre será, mientras los más desfavorecidos por la fortuna sigan en ese estado somnoliente y adormecido. Los poderes se encargan de que ésto sea así, involucrando a la gente en guerras ficticias: deportes (en tiempos de Roma juegos), peleas de vecindario...llevadas al teatro por Plauto, etc.

Pero no creáis por esto que eran condescendientes con los suyos. Como ha sucedido en todas las rebeliones, los que han osado atentar contra el status frecuentemente han perdido la vida: Clodio, Saturnino, César...





Este framento muestra cómo quedaron instituciones como el Senado, que cayó en manos de los Claudios, los Ahenobarbos...tras la desaparición de César y su suesos Augusto. Calígula llegó a hacer senador a su caballo, según Suetonio. La República, tal como la entendía los optimates, despareció para siempre; la lucha entre los oligarcas favoreció las maniobras de los extranjeros que engrosaban el ejército y preparó, desde dentro, la caida del imperio.

No hay comentarios: