Páginas vistas en total

viernes, 20 de agosto de 2010

Hiberna, castra de invierno.

Hiberna-orum, es un sustantivo neutro de la segunda declinación, que sólo tiene plural, por lo que se denomina pluralia tantum.

Las campañas militares, en la Roma Antigua estaban circunscritas a la primavera, el verano y principios de otoño, pues era muy difícil para los ejércitos encontrar provisiones durante los meses de invierno. Terminadas las campañas y llegada esta estación, las legiones se asentaban en cuarteles de invierno, los hiberna. En zonas urbanas los soldados podían alojarse en las casas de los pueblos o ciudades, pero cuando ésto no era posible se procedía a la construcción de versiones amplificadas del campamento en marcha. Se fortalecía el sistema defensivo con parapetos más altos construidos con maderos y tierra a los que se añadían torres; las tiendas eran reemplazadas por chozas.

Con el tiempo y a medida que avanzaba la expansión del imperio, las legiones empezaron a pasar largas temporadas en estos cuarteles, donde se guardaban la mayor parte de los registros administrativos. Por esta razón eran reconstruidos con materiales más sólidos y duraderos, los muros de madera eran sustituidos por otros de piedra y las tejas sustituían a las techumbres vegetales.

Estos campamentos mejoraban las condiciones de vida del soldado y reducían su mortalidad por enfermedades infecciosas, ya que estaban provistos de letrinas y canalizaciones de agua. Además tenían una función estratégica defensiva, pues aseguraban los territorios recientemente conquistados y suponían enclaves privilegiados para las nuevas campañas.


Había muchos tipos de campamento, pero hemos elegido este que aporta en su web la Doctora Ana María Vázquez Hoys.

Propuestas didácticas:

Aprende las siguientes locuciones, que te serán muy útiles para traducir textos de carácter militar:
  • exercitui praeesse, mandar el ejército.
  • milites disciplina coercere, someter a disciplina a los soldados.
  • stipendia merere, hacer el servicio.
  • stipendium militibus dare, pagar la soldada.
  • primum agmen, la vanguardia.
  • novissimum agmen, la retaguardia.
  • castra movere, levantar el campamento.
  • iter facere, caminar.
  • magnis itineribus, a grandes jornadas.
  • castra ponere, acampar.
  • locum capere, tomar una posición.
  • ordines servare, mantener en orden la formación.
  • vasa conclamare, mandar recoger los bagajes.
Bibliografía:

El ejército romano. Adrian Goldsworthy. Ediciones Akal, S.L. 2005. Impreso y encuadernado en Hong Kong por Toppan. Pág. 82. Es un libro precioso que recomendamos a nuestros alumnos.










Como podéis comprobar la diégesis de estas representaciones es muy débil, falta llenarlas de vida, y para ello hemos elegido imágenes de cine, donde según Noël Burch se produce ese efecto diegético pleno y entero.



Con estas informaciones, muy útiles para una buena interpretación de los textos, escribid un relato en el que imaginéis la vida cotidiana de un legionario romano.